Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Reforma laboral: limitaciones de los contratos de prestación de servicios

La nueva reforma laboral establece algunas restricciones para el uso de contratos de prestación de servicios.

Imagen referencial, trabajo
Imagen referencial, trabajo
/Foto: Getty Images

En un importante giro para el panorama laboral colombiano, la reciente reforma laboral ha introducido cambios sustanciales en la forma en que se utilizan los contratos de prestación de servicios en el país. La nueva legislación, que busca promover la protección de los derechos de los trabajadores y asegurar una mayor estabilidad laboral, ha generado un debate acalorado entre empleadores y defensores de los derechos laborales.

Una de las principales medidas implementadas por la reforma es la limitación en el uso de los contratos de prestación de servicios como una forma de evitar la relación laboral formal. Estos contratos, que históricamente han sido utilizados para cubrir necesidades temporales y proyectos específicos, a menudo han sido criticados por no proporcionar garantías laborales básicas a los trabajadores.

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp y entérate de las noticias más importantes. Lo mejor del humor, farándula y artistas en un solo lugar:👉🏻 bit.ly/44MSD4a

Según la nueva normativa, los contratos de prestación de servicios solo podrán ser utilizados en situaciones donde la naturaleza del trabajo sea genuinamente independiente y no esté ligada a la actividad principal de la empresa. Esto tiene como objetivo evitar la práctica de utilizar estos contratos para cubrir puestos que deberían ser considerados como empleos regulares.

Publicidad

Además, la reforma laboral establece requisitos más estrictos para la clasificación de trabajadores bajo contratos de prestación de servicios. Ahora, para que un trabajador sea contratado bajo esta modalidad, deberá cumplir con criterios específicos que demuestren su autonomía y control sobre su trabajo. Se espera que esto reduzca la ambigüedad que ha rodeado a muchos de estos contratos en el pasado. “No podrán celebrarse contratos de prestación de servicios ni cualquier tipo de contrato civil o mercantil con personas naturales, para realizar actividades subordinadas en empresas privadas”, indica el texto.

Los críticos de la reforma argumentan que, si bien es necesario abordar las problemáticas laborales, estas restricciones podrían tener un impacto negativo en la flexibilidad que algunas empresas requieren para adaptarse a cambios en la demanda y en la naturaleza de sus operaciones. Además, existe preocupación de que la aplicación estricta de estas restricciones pueda generar desafíos administrativos y legales para las empresas.

Publicidad

Por otro lado, los defensores de la reforma celebran estas medidas como un paso hacia la protección de los derechos laborales y la reducción de la precariedad en el empleo. Argumentan que la nueva normativa puede llevar a una mayor formalización de empleos y proporcionar a los trabajadores un mayor acceso a beneficios como la seguridad social y las prestaciones laborales.

Te puede interesar: Presentadoras se besan en pleno reality Re-Tóxicos

  • Publicidad