Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Tal vez más tarde
Quiero recibirlas

Publicidad

Trucos efectivos para agrandar la horma de los zapatos que te aprietan

Existen varias técnicas efectivas y accesibles para agrandar los zapatos que aprietan en los dedos, mejorando significativamente su comodidad.

Con sencillos tips caseros puedes hacer que la horma de tus zapatos crezca
Con sencillos tips caseros puedes hacer que la horma de tus zapatos crezca
/Foto: Lexica IA

Encontrar el par de zapatos perfecto puede ser un desafío,especialmente cuando descubres que te aprietan en los dedos después de usarlos por un tiempo. Este problema es común y puede causar incomodidad e incluso dolor. Afortunadamente, hay varias técnicas para agrandar los zapatos y hacerlos más cómodos sin tener que comprar un par nuevo. Aquí te presentamos algunas estrategias efectivas para lograrlo.

1. Usa calcetines gruesos y calor

Una de las maneras más fáciles de agrandar tus zapatos es utilizar calcetines gruesos y aplicar calor. Primero, ponte un par de calcetines gruesos y luego los zapatos que te aprietan. A continuación, utiliza un secador de pelo en la configuración de calor medio durante 20 a 30 segundos en las áreas que te aprietan. Mueve los pies mientras aplicas el calor para que el material del zapato se estire de manera uniforme. Deja que los zapatos se enfríen mientras aún los tienes puestos. Este método funciona mejor con zapatos de cuero o materiales sintéticos.

2. Hormas para zapatos

Publicidad

Las hormas para zapatos son herramientas diseñadas específicamente para estirar el calzado. Puedes comprar una horma de zapato ajustable en muchas tiendas de calzado o en línea. Coloca la horma dentro del zapato y ajústala para que presione las áreas que necesitas estirar. Déjala dentro del zapato durante al menos 24 horas. Para obtener mejores resultados, puedes usar un spray estirador de calzado antes de insertar la horma. Este método es ideal para zapatos de cuero y algunos tipos de calzado sintético.

3. Congelación

Publicidad

La congelación es otra técnica sorprendentemente efectiva. Llena una bolsa de plástico con cierre hermético con agua hasta la mitad y asegúrate de que esté bien sellada. Coloca la bolsa de agua dentro del zapato en la parte que necesitas estirar. Luego, coloca el zapato en el congelador y déjalo allí hasta que el agua se congele. A medida que el agua se convierte en hielo, se expandirá y estirará el material del zapato. Después de sacarlos del congelador, deja que el hielo se derrita un poco antes de retirar la bolsa. Este método es especialmente útil para zapatos de material sintético.

4. Papel periódico con alcohol

Una técnica casera y efectiva es utilizar papel periódico y alcohol. Moja varias hojas de papel periódico con alcohol y haz bolas con ellas. Llena los zapatos con estas bolas de papel mojado, asegurándote de que ocupen bien las áreas que necesitan estirarse. Deja que el alcohol se evapore completamente antes de retirar el papel. Este método ayuda a aflojar y estirar el material del zapato de manera uniforme.

Unos zapatos pueden convertirse en una verdadera pesadilla
Unos zapatos pueden convertirse en una verdadera pesadilla
/Foto: Lexica IA

5. Productos especializados

Publicidad

En el mercado existen diversos productos diseñados para estirar los zapatos, como los aerosoles estiradores y los líquidos ablandadores de cuero. Aplica el producto en las áreas donde los zapatos te aprietan y luego usa los zapatos mientras el producto actúa. Estos productos están formulados para relajar las fibras del material y permitir un estiramiento más fácil.

6. Llevar los zapatos a un profesional

Publicidad

Si prefieres no intentar estirar los zapatos por tu cuenta, puedes llevarlos a un zapatero profesional. Los zapateros tienen herramientas y técnicas especializadas para estirar zapatos de manera segura y efectiva. Aunque puede tener un costo, esta opción asegura un resultado profesional y puede ser la mejor solución para zapatos de alta calidad o costosos.

7. Inserciones y almohadillas

A veces, el problema puede no ser que los zapatos estén demasiado ajustados, sino que la forma del zapato no se adapta bien a tus pies. En estos casos, el uso de inserciones y almohadillas puede proporcionar un mejor ajuste y reducir la presión en los dedos. Hay una variedad de inserciones de gel, espuma y otros materiales diseñados para aliviar la incomodidad.

Estirar los zapatos que aprietan en los dedos no tiene por qué ser una tarea difícil ni costosa. Con las técnicas y herramientas adecuadas, puedes mejorar significativamente la comodidad de tu calzado y disfrutar de tus zapatos sin dolor.

Publicidad

Puedes ver: Jenny Lopez denuncia que están utilizando su imagen para estafar

  • Publicidad