Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Conmovedora historia de pareja; permanecieron casados 83 años y murieron casi al tiempo

La primera en perder la vida fue la abuela de 100 años, 4 horas después falleció el abuelo de 105.

manos de abuelos
Imagen referencial manos de abuelos.
/Foto: Getty Images/iStockphoto

Como una verdadera historia de amor, así califican a Mamédio Alves y Ana Araújo quienes han conocido su romántico final. La pareja de abuelos brasileños estuvo casada durante 83 años.

El hombre de 105 años, y la mujer de 100 años, habitantes de Paraná municipio brasileño del estado de Tocantins, estuvieron casados hasta el último día de sus vidas, permanecieron juntos durante más de ocho décadas y ambos murieron con tan solo 4 horas de diferencia. Para ellos el dicho que en la iglesia les profesa “hasta que la muerte los separe”, se hizo realidad.

Y es que cuando Mamédio supo que su esposa había fallecido su corazón no lo soportó y pocas horas después dejó de latir. Según contó Ediana Quirino Magalhães, una sobrina nieta del matrimonio, Ana desarrolló una neumonía grave por la que tuvo que ser internada en el hospital. Desde ese momento, su esposo, comenzó a tener problemas con la alimentación.

Publicidad

“A partir de ese momento, él ya no quería comer bien. Le dimos las medicinas, él las sostuvo en su boca. Eso es porque ella estaba hospitalizada y él la vio irse”, relató Ediana a G1 el medio de comunicación local que dio a conocer esta conmovedora historia

La mujer también contó que desde que se casaron, doña Ana y Mamédio siempre vivieron juntos pero que después de ver a su amada hospitalizada y regresando a casa muy débil, comenzó a languidecer porque no quería comer, aseguró que ya era poco lo que había por hacer así que sacaron a la abuela del hospital para llevarla a casa cerca de su esposo, pero al ver que él se agravó lo tuvieron que llevar al hospital.

Publicidad

De esta forma la muerte de la pareja no se dio en el mismo lugar ni juntos como tal vez lo hubieran soñado, pero si con muy pocas horas de diferencia. “A pesar de los problemas de salud de los últimos meses, ellos siempre estaban preocupados el uno por el otro”, destacó Ediana.

Y concluyó diciendo que a pesar de sus 105 años aun estaba lúcido y hablaba con claridad, a diferencia de la abuela que solo reconocía y se tranquilizaba al ver a su esposo.

Los familiares prepararon todo para darles cristiana sepultura al tiempo y para que pudieran estar juntos en su lecho de muerte

Publicidad

Te puede interesar: Tensa final en la batalla Red Bull

Publicidad

  • Publicidad