Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Cortar orejas de mascotas al estilo de Mickey Mouse; la absurda moda que desata polémica

La polémica tendencia de cortar orejas consiste en realizar cirugías para modificar esta parte del cuerpo de perros y gatos, redondeándolas para que se asemejen a las del icónico personaje de Disney, Mickey Mouse.

Mascotas
Mascotas
/ Foto: Getty Images

Una polémica práctica estética para mascotas toma fuerza en China y desata un fuerte debate sobre si es apropiada o constituye maltrato animal; pues los defensores de animales rechazan contundentemente la práctica "moda" de cortar orejas a perros y gatos con la finalidad de cambiar la forma natural de nacimiento.

La polémica tendencia consiste en realizar cirugías para modificar las orejas de perros y gatos, redondeándolas para que se asemejen a las del icónico personaje de Disney, Mickey Mouse.

Por ejemplo, esta práctica es común en una clínica veterinaria de la ciudad de Chongqing, la cual ofrece esta operación por el precio de 300 yuanes (42 dólares, 38 euros) como una "oferta especial" para celebrar el Año Nuevo chino.

Esta práctica, por el momento legal en China, despertó una oleada de críticas por parte de defensores de animales y expertos en bienestar animal, quienes abogan por la prohibición de este tipo de intervenciones asegurando que afecta a las mascotas.

Publicidad

Además, los defensores de animales esperan lograr concientizar a las personas para que esta práctica sea prohibida en China y además evitar que se expanda por otro países, advirtiendo que aunque inicialmente hay clínicas que realizan las cirugías bajo condiciones higiénicas y con anestesia, pues haber dueños de perros y gatos que opten por "prácticas salvajes, sin ningún tipo de consideración hacia estos animalitos".

La operación que se realiza en la clínica mencionada consta de dos fases: en la primera, que dura aproximadamente media hora y se realiza bajo anestesia, se cortan quirúrgicamente las orejas del animal para redondearlas. La segunda fase implica "estilizar" la forma de las orejas para que se mantengan erguidas, un proceso que puede tomar entre 20 y 60 días con ajustes frecuentes.

Publicidad

Aunque la práctica se ha vuelto una moda, algunos veterinarios, como Liu Yudong del centro veterinario Loving Care International en Pekín, han expresado su oposición moral a este tipo de cirugía. Liu señaló que, aunque la cirugía se realiza en criaderos, es rara en las clínicas veterinarias de las ciudades más grandes.

Varios expertos veterinarios han alertado sobre los riesgos asociados con esta práctica, desde los peligros de la anestesia hasta la posibilidad de que los animales desarrollen comportamientos autolesivos debido al dolor. Chen Young, del hospital veterinario Lianhe en Shenzhen, advirtió sobre el impacto tanto físico como mental que estas intervenciones pueden tener en la salud de las mascotas.

La controversia trasciende a las redes sociales chinas, donde numerosos internautas han expresado su rechazo a esta moda. Algunos usuarios consideran que la práctica es un claro caso de abuso animal y cuestionan la ética de quienes la llevan a cabo, sugiriendo que aquellos que encuentran "adorable" este cambio en las mascotas deberían reconsiderar su posición y, en su lugar, preservar la integridad de los animales.

También puedes ver:

Carlos, el malabarista urbano: un encuentro de solidaridad y lucha en las calles | De 5 en 5

Publicidad

  • Publicidad