Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Las últimas palabras del prisionero condenado a muerte por asfixia con nitrógeno

El estado de Alabama, ubicado en el sur de Estados Unidos, ha ejecutado al preso Kenneth Eugene Smith mediante asfixia con gas nitrógeno, un método nunca antes probado.

Kenneth Eugene Smith, prisionero sentenciado a muerte
Kenneth Eugene Smith, prisionero sentenciado a muerte
/Foto: redes sociales

En un hecho sin precedentes, el estado de Alabama, en el sur de Estados Unidos, llevó a cabo la ejecución de Kenneth Eugene Smith mediante el uso de gas nitrógeno, un método que nunca antes se había probado en este contexto.

Smith, condenado a muerte por elasesinato por encargo de una mujer en 1988, fue declarado muerto a las 20:25 hora local.

Las últimas palabras de Smith, pronunciadas con la máscara de ejecución ya puesta, resonaron con impacto: "Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás. Gracias por apoyarme. Los amo a todos". Sin embargo, lo que siguió generó controversia, ya que periodistas que fueron testigos de la ejecución relataron que, una vez que el gas nitrógeno comenzó a fluir, Smith se retorció durante unos minutos y luego mostró signos de respiración agitada durante varios minutos más.

Publicidad

John Hamm, director del Departamento Correccional de Alabama, intentó calmar las preocupaciones durante una rueda de prensa posterior, explicando que las sacudidas de Smith fueron "involuntarias" y dentro de lo esperado. El gas nitrógeno fluyó durante unos 15 minutos en total, marcando un capítulo inusual en la historia de las ejecuciones en el país.

El trágico evento del 18 de marzo de 1988, que llevó a la condena de Smith, involucró a la víctima Elizabeth Sennett, quien fue atacada brutalmente por Smith y su cómplice Parker. Los agresores, tras ser autorizados a explorar la propiedad de Sennett, perpetraron el crimen usando varios objetos contundentes y un cuchillo de supervivencia.

Publicidad

Después de la violenta agresión, intentaron simular un robo, llevándose un estéreo y un VCR. Smith fue declarado culpable de asesinato capital el 29 de abril de 1996, y el jurado recomendó cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

La elección del gas nitrógeno como método de ejecución ha desencadenado debates éticos y morales sobre la pena de muerte en sí misma, así como sobre la introducción de métodos no probados.

El caso de Kenneth Eugene Smith y su ejecución singular subraya la constante controversia en torno a las prácticas de pena capital en Estados Unidos y sus implicaciones para el sistema judicial.

Te puede interesar: ¿Qué hacer en Bogotá? 5 planes baratos en 'EL SEPTIMAZO

Publicidad

  • Publicidad