Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Llueve en Bogotá; llegó el día esperado que llena de júbilo a la capital

"Llueve agua bendita en Bogotá", así es como muchos usuarios reportaron el hecho de que después de varios días de sequía vuelva a llegar la tan anhelada lluvia a la capital del país.

Imagen referencial de lluvia
Imagen referencial de lluvia
Foto: AFP

Después de una larga espera, marcada por un intenso periodo de sequía que puso a prueba la resiliencia de la capital colombiana, la tarde de este miércoles 31 de enero trajo consigo las primeras gotas de lluvia en Bogotá, dejando un aire de esperanza y alegría entre sus habitantes.

Este fenómeno, largamente anticipado, parece marcar el inicio del fin de una etapa crítica exacerbada por el Fenómeno del Niño, que no solo afectó a la región bogotana sino que extendió sus consecuencias adversas por todo el territorio colombiano, agudizando la preocupación por la persistencia de incendios forestales y la escasez de agua.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) había pronosticado un escenario poco alentador, sugiriendo que las condiciones secas podrían prolongarse durante varios meses más. La directora del Ideam, Ghisliane Echeverry Prieto, en declaraciones recientes, no había brindado mucho optimismo al prever que el Fenómeno del Niño podría extenderse hasta marzo de 2024. No obstante, las ligeras precipitaciones registradas han dado un respiro a la población, avivando la expectativa de que las lluvias comiencen a normalizarse gradualmente entre abril y junio.

Las señales de las secuelas de la sequía han sido palpables en distintas regiones, incluyendo, además de Bogotá, áreas como el Valle del Cauca, Santander, Magdalena y Boyacá. En estos lugares, las altas temperaturas y la falta de humedad han facilitado la propagación de incendios forestales de gran magnitud. En la capital, los esfuerzos para combatir el fuego en los cerros orientales, especialmente en la quebrada de La Vieja, han sido incesantes, con equipos de bomberos, apoyados por la Defensa Civil y el Ejército Nacional, trabajando arduamente durante más de 48 horas para sofocar las llamas que han consumido alrededor de 12 hectáreas.

Publicidad

Así se reportaron las lluvias en redes sociales

En redes sociales usuarios reportaron el hecho con calificativos como: "llueve agua bendita en Bogotá", "jamás habíamos anhelado un aguacero tanto como por estos días"

Publicidad

Publicidad

Publicidad


La ciudadanía, que ha vivido momentos de incertidumbre, recibe con brazos abiertos este cambio en el clima. "Es un alivio ver finalmente la lluvia", comentó un residente local, reflejando el sentir generalizado. Aunque las precipitaciones han sido modestas, su llegada es un símbolo poderoso de renovación y esperanza para la capital, que ha enfrentado desafíos notables en las últimas semanas debido a la sequía y los incendios.

Este evento climático, aunque leve, representa un punto de inflexión y un motivo de celebración para los bogotanos, ansiosos por ver cómo su entorno se transforma con la llegada de más lluvias. Mientras tanto, las autoridades y la comunidad científica continúan monitoreando de cerca el desarrollo del Fenómeno del Niño, esperando que las condiciones mejoren y que este sea el inicio de una temporada más húmeda y propicia para la región.

Te puede interesar: Verónica Orozco, en plena soltería, vuelve a la música: esto nos contó

Publicidad

  • Publicidad