Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Cómo aguantar más durante el 'delicioso'; mejores posiciones

En el ámbito de la sexualidad, la preocupación por la duración del coito ha generado inquietudes en muchas parejas. Aunque se idealiza un tiempo específico, la realidad suele ser diferente. Conoce los tips para que el placer dure más.

15910_franzLa Kalle - Tipos de personalidad en el sexo - Foto Getty Images
La Kalle - Tipos de personalidad en el sexo - Foto Getty Images
franzLa Kalle - Tipos de personalidad en el sexo - Foto Getty Images

Laduración del coito es a menudo motivo de preocupación para muchas parejas. Aunque se cree que debería durar al menos 25 minutos (el tiempo que generalmente necesitan las mujeres para alcanzar el orgasmo), la realidad es que la media de tiempo invertido en el coito es de aproximadamente seis minutos, según el Journal of Sexual Medicine.

En ese sentido, los expertos sugieren que en lugar de obsesionarse con prolongar el coito, es importante entender lasatisfacción sexualen su conjunto. Idealizar que el coito debe durar toda la noche puede llevar a descuidar la importancia de los preliminares y el placer mutuo.

Consejos y trucos

Publicidad

1. Potenciar los preliminares:

  • Los preliminares no solo relajan la excitación inicial, sino que también añaden placer y extienden la duración del acto sexual.

2. Edging o parada-arranque:

  • Esta técnica implica identificar el momento previo a la eyaculación, detenerse y luego reanudar. Requiere práctica y un enfoque consciente de las sensaciones.

3. Ejercicios de Kegel:

  • No solo benefician a las mujeres; los hombres pueden fortalecer los músculos que controlan la eyaculación. Un ejercicio consiste en flexionar el músculo pubocoxígeo diariamente durante unos cinco minutos.

4. Masturbación como entrenamiento:

  • La masturbación puede ser un entrenamiento útil para controlar la eyaculación. Practicar detenerse justo antes de la eyaculación ayuda a aumentar el control.

5. Posturas sexuales:

  • Posiciones donde el hombre no tiene una posición dominante permiten un mayor control de la eyaculación. Ejemplos incluyen la cucharita, la misionera, la postura sentada y la de pie de espaldas.

6. Alimentación:

  • Algunos alimentos pueden mejorar los niveles sexuales, como aguacates, pescado azul (sardinas, salmón), ostras, frutos secos y espinacas.

Conclusión,

en lugar de obsesionarse con la duración, es fundamental priorizar la satisfacción mutua en la intimidad. Experimentar con diferentes técnicas, posturas y mantener una comunicación abierta con la pareja puede enriquecer la vida sexual sin obsesionarse con el tiempo.

¡La clave está en el placer compartido y la conexión emocional!

Publicidad


También puedes ver: Lanzamiento 'Griselda': Sofía Vergara y su mayor sueño cuando era niña

  • Publicidad