Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Varias familias migrantes fueron trasladadas a Colombia por autoridades de EE.UU.

Más de 70 familias fueron dejadas en el aeropuerto El Dorado luego de que autoridades norteamericanas los retornaran por ingresar ilegalmente al país.

Imagen referencial: Migrantes
Imagen referencial: Migrantes
/Foto: Getty Images

El problema migratorio se agudiza después de que se conociera la noticia sobre unas familias que fueron retornadas de los Estados Unidos. Al parecer, más de 200 personas fueron dejadas en el Aeropuerto Internacional El Dorado en Bogotá.

De acuerdo con los migrantes, las autoridades norteamericanas los engañaron, pues ellos se habrían entregado luego de ingresar de manera irregular a Estados Unidos, pero según relatan, luego de pasar más de 8 días en condiciones inhumanas, les dijeron que serían llevados a un albergue para posteriormente tener un proceso legal, pero una vez en el avión y encadenados los retornaron a Colombia.

Una de las migrantes retornadas indicó que: “nos entregamos a migración en Juárez, nos llevaron a un centro de detención, no nos daban respuesta hasta hoy, en la madrugada que nos sacaron engañados, diciéndonos que nos iban a llevar a un albergue para ser procesados delante de un juez, pero totalmente engañados nos trajeron a Bogotá, encadenados como si fuéramos unos delincuentes”.

Así mismo se conocieron diferentes historias de estas personas, en las que algunas incluso cruzaron a pie todo el continente, pasando el temido 'Tapón del Darién', huyendo de la pobreza y de organizaciones criminales. Esto es una muestra de las nuevas medidas tomadas por las autoridades migratorias que esperan deportar y retornar indocumentados y personas que ingresen de manera irregular a territorio norteamericano.

Publicidad

Además de ser retornados, los migrantes indican que el trato tanto en el albergue como en el vuelo fue inhumano, ya que algunos dicen que fueron encadenados de pies y manos como si fuesen delincuentes.

Dora Rivas, una de las mujeres retornadas, indicó que: “A mi nieto de 6 años también lo golpearon, nos trataron horriblemente, a todo el mundo lo golpearon. Nos esposaron el cuello, los pies y las manos como si fuéramos gente mala”.

Publicidad

Te puede interesar: Cómo conquistar a una colombiana en la primera cita

  • Publicidad