Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

Tipo de sangre con más posibilidades de desarrollar cáncer

El cáncer es una enfermedad cuyo origen genera aún bastante incertidumbre; sin embargo, expertos revelaron que hay un grupo sanguíneo que es más propenso a desarrollarlo.

Cáncer de mama
Cáncer de mama
/Foto: Getty

El cáncer, una enfermedad caracterizada por el crecimiento descontrolado y la propagación anormal de las células en el cuerpo, ha sido objeto de estudio durante décadas en busca de comprender sus factores de riesgo y además en la incansable búsqueda de una cura.

En medio de la infinidad de estudios al rededor del mundo, surgió uno desarrollado por el Instituto Nacional del Cáncer de Bethesda en Maryland (Estados Unidos) y que determinó que podría existir una conexión entre el tipo de sangre y la propensión a desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Aunque el cáncer no se propaga de una persona a otra, ciertos individuos pueden tener una predisposición genética a la multiplicación celular descontrolada, pudiendo desarrollar la enfermedad.

Sobre la relación de cáncer con tipo de sangre, el estudio se centró en analizar la relación entre el tipo de sangre y el riesgo de cáncer, específicamente el de páncreas, vejiga y ovarios.

Publicidad

El resultado arrojó que las personas con grupos sanguíneos A, B o AB tienen una mayor propensión a desarrollar estos tipos de cáncer, debido a la presencia del gen ABO en el cromosoma 9. Curiosamente, este gen está presente en todos los tipos de sangre, excepto el grupo O.

"Es una tesis que se venía manejando desde los años 50, pero que no había podido demostrarse. Con estos hallazgos, sabemos qué tipo de gente debe cuidarse más", explica Stephen Chanock, líder de la investigación publicada en Nature Genetics.

Publicidad

El estudio incluyó a 4,300 personas diagnosticadas con cáncer de páncreas y otras 4,500 sin la enfermedad. Los resultados revelaron que más del 78% de los pacientes con cáncer tenían sangre tipo A o B, un 16% pertenecía al grupo AB, y solo el 6% tenía el grupo sanguíneo O.

"Lo que esto nos dice es que hay variaciones en los genes que regulan el tipo de sangre de cada persona, y esto los hace más propensos a ciertos tipos de cáncer", agregó Jeff Bridges, otro de los investigadores.

Estos hallazgos abren la puerta a una comprensión más profunda de los factores genéticos asociados con el riesgo de cáncer y podrían influir en las estrategias de prevención y detección temprana.

Puedes ver:

Peter Manjarrés: la historia detrás de la canción 'La sinceridad'

Publicidad

  • Publicidad