Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La Kalle logo amarillo oficial footer
Entérate de lo más reciente en el mundo del entretenimiento al activar las notificaciones.
Quiero recibirlas
Tal vez más tarde

Publicidad

¿Cómo detectar si la carne está en mal estado?

Una de las comidas más consumidas por los colombianos es la carne. Sin embargo, la demanda hace que en muchas ocasiones la calidad de la misma no sea la mejor. Conoce como identificar si la carne está en mal estado.

Imagen referencial, carne en mal estado
Imagen referencial, carne en mal estado
/Foto: Getty Images

En el vasto mundo de la cocina, la habilidad para identificar carne en mal estado es esencial para preservar la salud y garantizar la calidad de nuestros platillos. Más allá de las fechas de vencimiento, existen indicadores visuales, olfativos y táctiles que revelan la condición real de una pieza de carne.

  • Color: Comencemos con el color, un factor crucial en la evaluación de la frescura de la carne. La carne de aves de corral puede variar de un tono blanquecino azulado a un amarillo más pronunciado. Por otro lado, la carne cruda de cerdo idealmente presenta un atractivo color grisáceo-rosado. Aunque se asocia comúnmente la carne picada con un rojo brillante, debemos saber que este matiz no es su color natural. La exposición al aire le confiere ese tono, pero si la carne picada se envasa al vacío y se protege del oxígeno, su color debería inclinarse hacia un rojo púrpura.

    Contrario a la creencia popular, un tono marrón en la carne picada no indica necesariamente deterioro, sino que podría sugerir la procedencia de animales de mayor edad. La iluminación de la tienda también puede influir en la percepción del color, dándole un matiz marrón-rojizo.

  • Fecha de caducidad: aunque importante, no debe ser el único factor considerado al adquirir carne. Examinar la fecha de envasado y el lote también es crucial. Si la fecha de caducidad ha pasado, independientemente del precio tentador, es mejor evitar la compra.
Imagen referencial, carne
Imagen referencial, carne
/Foto: Getty Images

  • Olor: Otro aspecto fundamental es el olor. Aprender a confiar en nuestro sentido del olfato puede ser la clave para detectar carne en mal estado. Un olor desagradable o rancio es una señal inequívoca de que la carne no es apta para el consumo, especialmente en el caso de la carne de aves de corral, que tiene un aroma distintivo cuando se encuentra en mal estado.
  • Textura: La textura es otro indicador esencial. La carne en mal estado puede adquirir una consistencia viscosa, indicando la proliferación de bacterias en su superficie. La pegajosidad y la presencia de áreas verdosas o ennegrecidas son signos adicionales de proliferación de hongos, indicando claramente que la carne no está en buen estado.

Marito Laurens, reconocido influencer argentino dedicado a la venta de carne, aconseja prestar mucha atención a la forma en la que la carne está siendo exhibida en las carnicerías, puesto que, muchos suelen abultarla o pasarles trapos para limpiarla, lo que provoca que la carne tenga una apariencia extraña.

En resumen, para aquellos que deseen aventurarse en el mundo de la cocina, comprender estos indicadores y confiar en los sentidos es fundamental. Optar por carnes manipuladas en el momento de la compra y no confiar únicamente en las fechas de caducidad garantiza una elección más informada y segura. La frescura de la carne no solo es vital para el sabor de nuestros platillos, sino también para la salud de quienes los disfrutan.

Publicidad

Te puede interesar: Beéle: así fue su lucha para pegar su primera canción

  • Publicidad